KBBL ¡me va dar algo estupido! - KBBL Popayán Radio
KBBL Popayán Radio KBBL Popayán Radio
KBBL ¡me va dar algo estupido! - KBBL Popayán Radio
KBBL Popayan WebCam en vivo
Blog – KBBL Popayán Radio

Esto no es un manifiesto de la Silla Renca

Esto no es un manifiesto, los manifiestos son pa lo maricas que le tienen miedo a la soledad del olvido, o alguna maricada por el estilo.
La silla renca no es un grupo literario, no es una empresa, ni una editorial, ni mucho menos un movimiento generacional, la silla renca tampoco es un estilo de vida, es más la silla renca no existe, es el nombre que le doy a mi parche, a mis amigos (los únicos que merecen mis poemas, si es que valen algo). Alguna otra gente pone Comando Azul, o Barones Rojos, o cosas así, es posible que seamos una barra brava de la poesía, que nos guste pedir monedas para ir a festivales, o recitales en los que no nos invitan en otras partes, todo sea por la poesía, así toqué pasar miseria y no nos dejen leer en los recitales, o que los poetas mayores nos miren con indiferencia, porque eso hacen los poetas consagrados, o bueno, no todos, algunos son maricas y fijen intereses con la ilusión de levantarse un culo adolescente, y luego decir, yo seré tu Verlaine y tú serás mi Rimbaud, entonces uno no es marica, uno es un macho que escribe poemas de 5 páginas de seguido porque eso de escribir poemas de tres renglones es fácil, es una mezquindad del lenguaje terrible, ¡colombianos tacaños! Pensamos en desbordarnos hasta más no poder, porque vivimos en un país polifónico, un país de múltiples acentos.
La silla renca es una silla con una pata floja, y es ahí donde muchos jóvenes se sientan a escribir poemas, en un sistema fracturado, con una mano escribo mientras se derrumba todo, ni las sillas sirven, pensamos, ni los proyectos salen, y pensamos que maricada esta cuestión de decir la poesía es el único lujo que tienen los fracasados, como es posible que las juventudes fracasen, como es que la sangre joven no se levanta como un océano violento contra la imposición política y estética de este país que nos dice, tenemos que ser pasivos, no mencionaremos la violencia, es preferible que nos den por el culo antes de decir las cosas como son y la peor frase de todas “los poetas mienten”, que clase de pendejo puede decir esto en días como estos, la poesía es nuestra resistencia contra el dolor del mundo, Cesar Vallejo no mentía, los grandes poetas nunca mintieron, se aferraron a sus poemas para morir de sed en este desierto terreno, la silla renca es una guerrilla diezmada e incapaz de dar un golpe por nacimos siempre muerto y no nos decidimos a dejar en paz las escenas literarias, somos ese olvido incomodo como cuando el cura o el tío pervertido que te toca y quieres olvidarlo pero no puedes. Esta es mi lucha, el escándalo es mi forma de resistir ante la tacañeria de las palabras, poetas tacaños, quiero combatir esa rosca AristoRola, pero que en el fondo no podré porque me da pereza, entonces me dedico a escribir, me cansé de la farándula de los medios, de los poetas que son como gatos y se lamen las huevas, de las becas que no podré aspirar porque me dediqué a una falsa vida de escritor bohemio y ahora
que tengo como pagar arrendo y no sé de dónde sacar dinero, tampoco me sale barba o bigote y esa es otra manera de resistir, sentado sobre esta silla renca que en cualquier momento se puede desplomar.

Por Damian Salguero