KBBL ¡me va dar algo estupido! - KBBL Popayán Radio
KBBL Popayán Radio KBBL Popayán Radio
KBBL ¡me va dar algo estupido! - KBBL Popayán Radio
KBBL Popayan WebCam en vivo
Blog – KBBL Popayán Radio

La única constante

Hubo una época en la que ser artista era la imagen misma del decadentismo, era un ser que se entregaba totalmente sus pasiones, sus vicios y una vida al límite de la existencia, siempre buscando más allá del conocimiento humano, encontrando, muchas de las veces, situaciones sin comprensión y difíciles de expresar.

Todos estos entes sobrevivían gracias a la catarsis que les producía poder expresarse a través de la poesía, la pintura, la música, sólo por mencionar algunas disciplinas artísticas; la gran mayoría de estos genios no son reconocidos hasta mucho después de su muerte, sus contemporáneos son gente ignorante que no saber apreciarlos; la gran fatalidad de ser un genio es no ser reconocido en tu propia época.

Uno de estos multidisciplinarios artistas fue William Blake (1757 – 1827), conocido por su trabajo como poeta y artista plástico; su arte fue influenciado no sólo por los trastornos mentales de todo gran prodigio; sino también por los ideales políticos y sociales que bullían en su época.

Dentro de su amplio repertorio artístico se encuentra una serie titulada El Gran Dragón Rojo, la cual consiste en una serie de grabados que emulan la gran destrucción de la que se habla en el libro del Apocalipsis.

El Gran Dragón Rojo y la Mujer vestida en Sol (1803) es la viva imagen de Satanás produciendo la oscuridad. La criatura que está plasmada es una mezcla fascinante de un humano con los rasgos de un dragón, cola, alas y cuernos, la gran criatura mitológica azotadora de grandes naciones y constructora de pesadillas en combustión.

Lo primero que podemos apreciar de él es su espalda escultural, definida y proporcionada, digna de los dioses del Olimpo. Su rostro es imposible de apreciar, pero es notorio que causa un terror inimaginable; la sumisa, la dueña del sol y protectora de la luna, con su lindos cabellos dorados; está siendo sometida sin mayor fuerza que la de la mera presencia de este ser.

Los rasgos de ellas son apenas reconocibles, difusos; mientras que el ser mitológico aparece con todos los detalles; es un guiño en el que Blake muestra que lo único definido y constante en este mundo es la oscuridad, el caos y la maldad.

Por Cristina Urrutia Aldrete